"Tom

Por Eduardo A. Tormo

Tomo prestado del último título de Tom Peters que estoy leyendo en estos momentos, algunas ideas que reproduzco casi literalmente, aunque ninguna de las 163 que expone tiene desperdicio.

Se refiere en uno de sus capítulos a la Excelencia en estos tiempos. Y la destaca como un “estilo de vida”, una “manera de ser” y no como un estado permanente que lograr.

Indica escribir siempre Excelencia con la letra E en mayúscula.

Algunas frases:

“La Excelencia se logra si usted:

  • … se preocupa más de lo que otros creen necesario;
  • … arriesga más de lo que otros creen seguro;
  • … sueña más de lo que otros creen útil;
  • … espera más de lo que otros creen posible”.

También cuando le preguntaron a Tom Watson, antiguo presidente de IBM, cuánto tardo en lograr la Excelencia, este contesto algo así como: “Un minuto. La Excelencia se logra en el instante en que uno se compromete consigo mismo a no volver a hacer jamás, conscientemente, nada que no sea Excelente, a pesar de la presión de superiores, entorno o circunstancias”.

Tom Peters odia la palabra “motivación”, yo también. La odia porque según explica: el concepto de que yo le “motive” a usted es de lo más absurdo y arrogante.

… usted es el único que puede motivarse a sí mismo.

Lo que yo (como jefe) puedo hacer es ilustrar aquello en que consiste la Excelencia. Y entonces podemos imaginarnos a nosotros mismos haciendo lo mismo: en busca de la Excelencia.

“En busca”: la Excelencia, repite, no es una “meta”, es un estilo de vida, es quien somos.

Finaliza preguntándose por la Excelencia en los tiempos difíciles (de Hoy).

Hoy, más que nunca. La presión en tiempos difíciles es tal que a menudo existe la tentación de escatimar cosas.

Piense en términos de “Excelencia”. No escatime nada.

En tiempos difíciles, la moral puede estar por los suelos, y no es fácil levantarse de la cama.

Piense en términos de “Excelencia”. Ponga el despertador media hora antes.

En tiempos difíciles, es duro ser jefe.

Piense en términos de “Excelencia”. En tiempos difíciles ser el jefe es muy duro, pero es también la ocasión de comprobar si usted y su equipo están a la altura de las circunstancias. Aspirar a la EXCELENCIA es más importante que nunca.

No sigo transcribiendo por hoy.

El próximo día indicaré los 46 “secretos” y “estrategias” para manejar los desesperantes momentos actuales que hoy vivimos y que forman parte del pensamiento de Tom Peters.