¿Cuántos empleos reales se generarán en nuestro país durante este año 2014?

Ni lo sé, ni soy capaz de aventurarlo. Pero sí estoy en condiciones y me atrevo a aventurar próximamente, y coincidiendo con la presentación del -Informe de la Franquicia- que me ha sido encargado, los empleos que puede generar el sistema de franquicia en este ejercicio que acabamos de iniciar. Es más, también me atrevo a adelantar los caminos por los que hoy puede aumentarse significativamente la creación de empleo a través de la franquicia. En cualquier caso, hace ya tiempo expuse un avance formal que no quiso ser escuchado por nuestras administraciones y expresado en “Es posible crear 50.000 empleos en el sistema de franquicia”.

¿Cuáles son las líneas de desarrollo de franquicia?

Mientras tanto, ¿cuáles son las principales vías de crecimiento y desarrollo de franquicia y en qué medida se van a producir?

Fundamentalmente son tres:

– Renovación e incorporación de nuevos conceptos y modelos de negocio en sectores actuales, donde los negocios tradicionales y sectores convencionales van a seguir teniendo el protagonismo que tienen en el sistema de franquicia y van a seguir creciendo, sumándose a ello el empuje de nuevos operadores, el desarrollo y renovación de los actuales y la irrupción de las grandes marcas (restauración, alimentación, moda, etc…).

– Ampliación y mejora de la oferta actual de franquicias: El sistema va a encontrar grandes bolsas de expansión y una parte de este desarrollo de franquicia va a estar protagonizada por la incorporación de modelos de nueva creación, que a su vez, crearán nuevos sectores de actividad. Es lo que ha ocurrido muy recientemente en la oferta de nuevos conceptos de heladerías/yogurterías, con la aparición de múltiples operadores que no dejan de incorporarse. Es también la irrupción de una amplia oferta de opciones en el ámbito de las panaderías, creando un marco competitivo totalmente diferenciado, o también las nuevas marcas que no dejan de integrarse en el ámbito servicios en sus diferentes modalidades y creando a su vez nuevos nichos de mercado. Y por qué no mencionar también todas aquellas marcas consolidadas que deciden también expandirse y crecer a través del sistema.

– La aparición de inversores o grupos de inversión fortaleciendo el desarrollo de determinadas marcas. Son precisamente estos grupos, poco conocidos y desarrollados en nuestro país, quienes han contribuido al desarrollo de muchas marcas en múltiples países y quienes al apoyar a las mismas, las han hecho fuertes y han conseguido a su vez importantes beneficios con la explotación de sus centros. Hoy, el sistema está maduro y es el momento de que vayan tomando un protagonismo cada vez mayor.

Todo este conjunto crea importantes opciones de desarrollo de franquicia con la aparición, crecimiento y multiplicación de nuevas empresas y también potenciación de muchas pymes. Es lo que más necesitamos hoy. Precisamos que sean sólidas, estructuradas y capaces desde sus inicios. Si ellas crecen, aportarán una nueva dinámica a este país y nuevas alternativas. Para crecer necesitan organización, gestión y franquiciados. Y también capital.

Asistimos a un momento en que las empresas y empresarios del sistema de franquicia en su conjunto quiere revitalizarse, van por delante de la economía. Sus emprendedores aportan savia nueva, una forma diferente de entender los negocios y también la necesidad de reinventarse continuamente para abrirse camino en el mercado.

No dejemos perder esta oportunidad.