Por Eduardo A. Tormo

Regreso de Barcelona donde he acudido al encuentro BizBarcelona en el marco del Salón del Emprendedor. Lo primero, es que vuelvo sorprendido por el impulso emprendedor de la Ciudad Condal donde en los dos días que ha durado el certamen el número de visitantes ansiosos por iniciar una aventura empresarial abarrotaba una amplia superficie de exposición que se complementaba con salas de conferencias paralelas donde asistían cerca de 500 personas en cada una de ellas y a lo largo de todo el día de forma ininterrumpida. Todo un espectáculo con cerca de 14.000 personas reales.

Lo segundo, la franquicia tiene una importante oportunidad de poder crecer y para ello es necesario que las empresas, sobre todo pequeñas y medianas empresas exitosas puedan iniciar su recorrido en la franquicia.

Porque he vuelto con un pensamiento crítico que me hace reflexionar y que nos preguntemos: ¿qué oferta de franquicias tenemos hoy?, ¿es la más adecuada?, ¿es la más representativa?, ¿realmente nos emocionan?. La conclusión a la que he llegado es que, si bien hay un importante número de empresas relevantes y exitosas en franquicia con independencia del tiempo que lleven operando en el mercado, también es cierto que existe un muy importante número de las mismas que aportan muy poco y que muy posiblemente no resistirían un análisis en profundidad.

Por contra son muchos los negocios exitosos que tienen unas excelentes cualidades para poder crecer en franquicia y todavía no lo hacen, incluso ni se lo cuestionan, en unos casos por desconocimiento, en otros por temor y en muchos por falta de previsible capacidad económica para iniciar su desarrollo.

En cualquier caso, lo que es cierto es que las personas deseosas de incorporarse en la franquicia son cada vez más resistentes a las acciones comerciales de las empresas franquiciadoras y quieren ser ellos quienes toman sus decisiones basadas en los negocios que les atraen y en aquellos que les resultan realmente atractivos.

Y son muchos los negocios atractivos hoy que todavía no operan en régimen de franquicia.

¿Qué pasos deben darse para que estos puedan iniciarse en la franquicia?

Esencialmente nos corresponde ser capaces de informar y comunicar a las pequeñas y medianas empresas exitosas con mucha más amplitud y proximidad las oportunidades del sistema de franquicia. Cuando una empresa puede crecer y está en condiciones de hacerlo sin perder el control, es un contrasentido no hacerlo.

Y también hacer emerger la figura de los colectivos de Business Angels e inversores en estas sociedades. En sectores de tecnología y emergentes ya lo han hecho con un riesgo considerable. ¿Por qué no en franquicia donde el riesgo es escaso y sus inversiones son en base a proyectos empresariales ya iniciados y constatables?.

No obstante, este último punto lo abordare con más amplitud en los próximos días coincidiendo con la creación de Tormo Emprende.