Este es el título del último libro sobre Apple escrito por Ken Segall, autor de la campaña “Think different”.

Lo expongo aquí porque las ideas que transmite son perfectamente aplicables a toda empresa franquiciadora o en vías de serlo y porque personalmente las comparto en su conjunto sin excepción.

“Apple se dedica a crear productos mientras el resto le copia”. El libro esta dividido en diez capítulos que sintetizan los principios básicos del pensamiento de Steve Jobs aplicado a la revolución que implanto en la compañía de la manzana.

Think Brutal (pensar brutalmente). No quiere decir que haya que ser cruel, sino brutalmente sincero y evitar las verdades a medias. Pide a sus interlocutores que hagan lo mismo. Hace de la sinceridad la base de todas sus interacciones y evita perder el tiempo y energías muy valiosas.

Think Small (pensar en pequeño). Los grupos reducidos de personas con talento generan mejores resultados y son más eficientes.

Think Minimal (pensar en mínimo). Intentar comunicar más de una cosa al mismo tiempo fragmenta la atención de sus clientes. Busque un tema común que los englobe a todos y promueva intensamente esa idea.

Think Motion (pensar en movimiento). Es tan importante tener un calendario adecuado, como las personas adecuadas. No hay que fiarse del calendario más cómodo. Es importante hacer que las cosas se muevan constantemente.

Think Iconic (pensar icónicamente). Aunque no pertenezca al mundo del marketing, le será muy útil cristalizar sus ideas en una imagen que simbolice su idea o el espíritu de ella. Y si de dedica al marketing, está obligado, por ley, a hacerlo.

Think Phrasal (pensar en la importancia de las palabras). Se trata de un área en la que todas las empresas tienen que trabajar más. Las palabras son muy poderosas, pero muchas palabras más no van a ser más poderosas, solo resultarán más confusas. El diseño del nombre de un producto, o naming, es un área en la que la simplicidad genera unos beneficios inmediatos.

Think Casual (pensar informalmente). Evite caer en la trampa de las grandes empresas. Si opera como una empresa más pequeña, menos jerárquica, todo el mundo será más productivo y la empresa tendrá más probabilidades de crecer. Obtendrá mejores resultados dialogando con la gente, aunque le lleve más tiempo, que haciéndole presentaciones.

Think Human (pensar con humanidad). Deje que su corazón actúe y decida en base a su intuición. “No permitáis que el ruido de las opiniones de los demás acalle vuestra voz interior. Y lo más importante, tened el coraje necesario para seguir vuestro corazón y vuestra intuición”.

Think Skeptic (pensar escépticamente). Espere que la primera reacción de los demás sea negativa. Las fuerzas de la complejidad le dirán, inevitablemente, que no se puede hacer aunque lo cierto sea que su petición requiere un esfuerzo adicional. No permita que el desaliento le obligue a renunciar a sus ideas.

Manténgase firme en su postura. Si no logra satisfacer a una persona o proveedor, diríjase a otro. La simplicidad no tiene miedo de actuar basándose en el sentido común aunque vaya en contra de todas las opiniones.

Think War (pensar con beligerancia). Las situaciones extremas requieren medidas extremas. Si una de sus ideas o su posición está en una situación comprometida, es una situación extrema. Active todas sus alarmas y actúe en consecuencia, sin pensarlo dos veces. Y no se olvide nunca de la que puede ser su arma más efectiva: la pasión que siente por su idea.

Todos y cada uno de estos principios resumen la pasión de Steve Jobs por la empresa que fue capaz de volver a levantar tras su vuelta. Lo más importante es que con su pasión y su visión fue capaz de crear nuevos mercados inimaginables en su momento.