Llega el segundo de los artículos que iremos presentando periódicamente y que están principalmente dirigidos a todos aquellos empresarios y propietarios de negocios que quieren crecer a través del sistema de franquicia.

Ser franquiciadores o ser pioneros en un sector.

Cuando nos desplazamos por las principales calles y lugares comerciales de cualquier ciudad, en cualquier país del mundo, si nos detenemos y observamos a nuestro alrededor, nos encontraremos de inmediato con múltiples marcas que nos serán familiares, conocidas y fáciles de identificar. La gran mayoría son franquicias.

Nombres como McDonalds, Telepizza, Imaginarium, Smöoy, Zara, Mango, Carrefour, Marco Aldany, MRW, 100 Montaditos , y otras muchas más lo son.

Todas ellas suman miles de establecimientos en nuestro país. Las encontraremos cada vez más fácilmente en todas las poblaciones, en todos los emplazamientos y en todos los sectores de actividad.

Todas las centrales de franquicias que conocemos se han iniciado en algún momento. Todas ellas han sido capaces de poner en el mercado negocios de éxito, diferenciados, con una oferta y una operativa reproducibles. Todas ellas fueron en algún momento una pequeña o muy pequeña empresa en una fase inicial en la que un emprendedor hacía realidad su idea de negocio y expansión empresarial. Luego llega el momento de abrir un segundo local, un tercero, un cuarto,… todos repitiendo las bases de éxito del negocio.

Cuando analizamos a cada una de las empresas que está surgiendo en estos momentos nos encontramos siempre con la figura clave de sus creadores, como es el caso de nuevas franquicias como: Moovup, especializada en la venta de accesorios para móviles y con una veintena de locales; Con Más Futuro, cuyo ámbito de actuación es la formación infantil en nuevas tecnologías y robótica con cerca de treinta franquiciados; Friking, camisetas y complementos con diseños revolucionarios, 135 establecimientos en dos años y presencia internacional; Arcas, con una oferta revolucionaria en precios en el sector de perfumería y droguería y que ha logrado abrir 16 establecimientos en un solo año; o, Brutal Zapas, transformando el concepto de las tiendas de calzado deportivo con un modelo recién iniciado y que actualmente, cuenta con 3 unidades de negocio.

Si todas estas empresas y otras más están creciendo y consiguen vender franquicias por encima de la media, la pregunta inmediata es ¿Qué tienen en común? ¿Cómo lo consiguen? Porque es un hecho que su crecimiento y su proyección son superiores a las del resto de empresas.

Aspectos comunes

Llevar 20 años tratando directamente con las empresas, hablando con sus fundadores y participando en sus estrategias me ha permitido acceder al conocimiento continuado de cada una de ellas. Puedo afirmar, tras el tiempo transcurrido y la experiencia acumulada, que no hay ningún condicionante especial en las empresas que triunfan que no pueda ser percibido por su entorno y sus competidores. Las bases para franquiciar son siempre las mismas con independencia de los aspectos particulares de cada negocio, de cada sector y de cada personalidad: diferenciarse en un sector de actividad revolucionando la forma en que se opera en el mismo y tener capacidad para comunicarlo en el ámbito de emprendedores e inversores, siendo capaces al mismo tiempo de organizar y planificar sus empresas desde los inicios.

Muchos de ellos se iniciaron con escaso o nulo presupuesto.

La diferenciación es uno de los aspectos principales al iniciar un negocio en franquicia más allá del presupuesto disponible. Como expresaba Fred de Luca, fundador de Subway: “La necesidad es lo que hace que las empresas franquiciadoras como la mía hayan tenido que crecer. La falta de recursos libera la imaginación de los emprendedores”. En unos casos fue la vocación y oportunidad de crecer, y en otros la necesidad de encontrar una fórmula de subsistencia al más puro estilo americano, donde se asume el hecho de que las empresas son exitosas como resultado del esfuerzo y del ingenio que se haya impuesto en los inicios debido a la necesidad de lograr una posición en el mercado.

Creadores de nichos de mercado.

En casi todos los casos han creado nuevos mercados dentro de otros ya existentes o han revolucionado la forma en que se comercializan sus productos y sus servicios. Es lo que ha ocurrido en múltiples sectores de actividad donde la franquicia ocupa un espacio más que relevante: alimentación, restauración, agencias inmobiliarias, lavanderías y tintorerías, transporte urgente, moda, estética y belleza, perfumería y otros muchos más, no pueden entenderse sin la presencia de muchas de las marcas que todos conocemos.

Comunicadores excelentes.

Todos ellos son comunicadores excelentes que han hecho que sus empresas sean percibidas positivamente desde sus inicios por parte de los emprendedores y, además han sabido conectar con ellos. Es lo que están haciendo Friking, Arcas o Brutal Zapas en estos momentos. Es también lo que hicieron en su momento 100 Montaditos, Imaginarium, No +Vello, Don Piso y Smöoy.

La primera impresión que tengo al repasar con atención los comienzos de cada una de las empresas que están triunfando es siempre común: su ilusión en el proyecto que inician, su visión general del entorno, su esfuerzo permanente, su capacidad de trabajo y su perseverancia en superar las múltiples dificultades que surgen en el camino.

Porque al franquiciar, uno de los hechos fundamentales por encima de cualquier otro tipo de actividad empresarial es el papel de sus fundadores, su visión del negocio, su conocimiento del mismo y su implicación. Es donde se fundamenta la esencia de cada empresa. Posteriormente se construye la organización que les permitirá expandirse y crecer empresarialmente en franquicia y que próximamente expondremos.

Eduardo Tormo

Fundador Tormo Franchise Group

franchise

 

 

This article was first published on http://www.tormofranquicias.es