Por Josan García
Cuando uno se convierte en franquiciado las posibilidades de que las cosas vayan bien aumentan y se disminuye el riesgo de que las cosas vayan mal, por eso se hace.Pero naturalmente a veces las cosas en franquicia también van mal y tampoco es siempre por culpa del franquiciado puesto que los franquiciadores no son perfectos, y a veces hacen las cosas mal o simplemente no saben hacerlas bien (franquiciadores muertos en franquicia también hay, y unos cuantos). Cuando eso pasa, los franquiciados, sufren y se quejan porque invirtieron el dinero de su negocio, sus esperanzas y su vida en una mala opción. Ahora bien ¿el franquiciado hizo todo lo adecuado para evitar esta circunstancia? Cierto que a algunos franquiciadores no les importa el perfil del franquiciado, ni siquiera creen que sea importante, simplemente en su error quieren vender franquicias sin que importe a quién y ese puede ser el origen de muchos fracasos para franquiciado y  franquiciador a largo plazo

Sin embargo siendo esta actitud reprochable, no excusa el hecho de que el franquiciado haga sus deberes. Dicho de otra manera…

 Deberes del franquiciado

 

¿Me puedo enterar ahora que tenia que tener una información precontractual previa 20 días de firmar el contrato?

¿Es responsable pagar el canon de entrada sin conocer previamente a tu franquiciador en persona?

¿Puedo confiar en que tendré la información crítica de la franquicia después de pagar? ¿y que pasa si entonces no me gusta?

¿Exploré cual era el perfil de éxito de los franquiciados de esta franquicia?

¿Me aseguré de que la información que me estaban dando era correcta (número de unidades, experiencia del franquiciador, éxito del modelo,…etc..) incluida cuenta de resultados…(aproximadamente claro!!!)?

Cuando uno por pereza o desconocimiento se ha dejado seducir por la presión de comprar una franquicia, debe darse cuenta que tiene también una responsabilidad en lo que le pasa, ( no jurídica, ciertamente) pero tiene que darse cuenta de que no lo hizo bien y que aquellos barros trajeron estos lodos.

Franquiciar sin duda implica una gran responsabilidad, pero franquiciarse también y no vale excusarse en que uno no hizo los deberes porque “le engañaron” . Cuando la información es visible y está ahí, hay que comprobarla, especialmente cuando inviertes los ahorros de tu vida, si no lo haces, después puede que ganes un juicio, pero habrás malgastado una oportunidad de emprender en tu vida. Es un mal cambio.