¿Qué será de la Franquicia 2011?

31 ene, 2011

Ya hay otras mentes que han hablado de lo que puede ser 2011.  Su intento por ser medianamente optimistas ( a más no se han atrevido) es loable por esa teoría de no caer en el desánimo y hablar de lo positivo, así que a mi me toca un papel de Pepito Grillo que no me va nada, ni me gusta pero al que parece que me ha tocado por ausencia de otro que lo haga.Continuar leyendo

Perfiles franquiciados

26 oct, 2010

Por Josan García

Escribía el otro día en mi blog (Perfiles franquiciados) lo bueno que era que se hablase de perfiles pero a la vez me quejaba de la aceptación de perfiles aun excesivamente primarios ( nivel de inversión, sexo, experiencia previa, comercialidad), es decir, parámetros demasiado genéricos y alejados de las competencias y habilidades personales claves que precisa de forma característica el franquiciado de cada enseña.Continuar leyendo

Franquicia y Procesos de Entrada

26 jun, 2010

Por Josan García

Imaginad que sois un potencial franquiciado cuya inversión ( la de verdad, la de fondos propios, no la financiada), ya está pensada en vuestra mente y que ya tenéis pensado más o menos el concepto y el día que queréis abrir. Y luego imaginad que por el camino os van planteando requerimientos nuevos que suben el coste de la inversión y que alargan el plazo de la apertura, ( que es el momento en que después de gastar toneladas de dinero, empiezas a generarlo).

¿Creéis que es una buena forma de empezar?.

Con independencia de que para cualquier franquiciador y su control interno es bueno tener un track o una secuencia de acciones dirigidas a gestionar correctamente la entrada del candidato en la enseña, la realidad es que la secuencia de las diferentes etapas de un proceso enseñada en su inicio al candidato hace que lo que va a suceder sea previsible para él, eliminando una incertidumbre poco generadora de confianza para quién va a invertir su capital y esperanzas en un concepto de negocio de franquicia que se basa en los “procesos”, ( porque franquicia, son procesos) por lo que lo normal es que sus gestores lo tengan “todo previsto”Continuar leyendo

Deberes del franquiciado

El franquiciado: sus deberes

9 may, 2010
Por Josan García
Cuando uno se convierte en franquiciado las posibilidades de que las cosas vayan bien aumentan y se disminuye el riesgo de que las cosas vayan mal, por eso se hace.Pero naturalmente a veces las cosas en franquicia también van mal y tampoco es siempre por culpa del franquiciado puesto que los franquiciadores no son perfectos, y a veces hacen las cosas mal o simplemente no saben hacerlas bien (franquiciadores muertos en franquicia también hay, y unos cuantos). Cuando eso pasa, los franquiciados, sufren y se quejan porque invirtieron el dinero de su negocio, sus esperanzas y su vida en una mala opción. Ahora bien ¿el franquiciado hizo todo lo adecuado para evitar esta circunstancia? Cierto que a algunos franquiciadores no les importa el perfil del franquiciado, ni siquiera creen que sea importante, simplemente en su error quieren vender franquicias sin que importe a quién y ese puede ser el origen de muchos fracasos para franquiciado y  franquiciador a largo plazo

Sin embargo siendo esta actitud reprochable, no excusa el hecho de que el franquiciado haga sus deberes. Dicho de otra manera…

 Deberes del franquiciado

 

¿Me puedo enterar ahora que tenia que tener una información precontractual previa 20 días de firmar el contrato?

¿Es responsable pagar el canon de entrada sin conocer previamente a tu franquiciador en persona?

¿Puedo confiar en que tendré la información crítica de la franquicia después de pagar? ¿y que pasa si entonces no me gusta?

Continuar leyendo

Presunciones de lo que es franquicia

17 mar, 2010

A pesar de la mejora en el último lustro en la calidad de los contactos respecto a que es franquicia y que quiere decir, lo cierto es que aún existen muchos candidatos que se acercan al sistema con lagunas claras de lo que el sistema supone.

Conceptos erróneos: que es franquicia

Dos son a mi entender las presunciones erróneas que aún imperan por el mundo “candidatil”

Para muchos aún, todavía parece claro que franquicia es garantia de ventas y por ende de éxito empresarial, que basta con invertir en un modelo de negocio probado y esperar los rendimientos de éste. Lo cierto es que franquicia si aporta un modelo de negocio probado, pero el entorno y las características del franquiciado junto con su actitud son variables que forman parte de la ecuación y que la pueden perfectamente llevar al rojo o al negro, así que cuando las cosas no van bien en franquicia, hay que chequear todos los parametros de la ecuación y no sólo el modelo de negocio del franquiciador, ( que por descontado también puede estar mal).

Aquí lo que debe entender un candidato es que esto se construye entre todos, franquicia es compartir una ventaja competitiva en la forma de hacer y el coche modelo de negocio no funciona sin la gasolina del franquiciado, su actitud, ganas y capacitación son también ingredientes que decantan la balanza hacia un lado y hacia otro. Y creo sinceramente que eso un candidato lo debe saber antes de entrar en el sistema. Algunos franquiciadores lo cuentan, otros no, y algunos franquiciados los escuchan y otros no lo quieren escuchar o cuando las cosas van mal pretenden haberlo olvidado, pero lo cierto es que este es un sistema que funciona con los dos, así se creó y en consecuencia los dos deben ser adecuados.

La otra “presunción” mal entendida de muchos candidatos es que cuando la franquicia aprovisiona de producto lo hace o tiene la obligación de hacerlo, a los mejores costes posibles aprovechando las sinergías de la propia economía de escala. En primer lugar y para desmitificar cosas, decir que no hay ninguna norma de derecho positivo que diga tal cosa ni contrato que recoja ese pacto, sencillamente que es franquiciaporque el franquiciador no provee mejores costes, provee de un sistema o modelo de negocio probado del que si se cumplen las normas lo normal es que se gane dinero, y desde ese punto de vista es totalmente irrelevante el coste de la materia prima con la que aprovisiona para garantizar la calidad del sistema.

Lo importante es que el sistema se siga y que se gane dinero con él, y eso no depende tanto de los costes como de que se consigan las ventas necesarias para obtener la rentabilidad prevista.

Para mal pensados diré que en ningún caso entiendo que se pueda “apabullar al franquiciado” con aumentos constantes en el precio de los aprovisionamientos de materia prima a la unidad, eso sencillamente ni me parece una práctica franquiciadora, sino más bien una mala práxis de distribuidor a comprador cautivo que no es propia del sistema de franquicia, sino de malos distribuidores de producto.

Con independencia de ello, es cierto que para garantizar la calidad del servicio de la unidad franquiciada, el franquiciador se ve obligado a aprovisionar como forma de asegurarse de que el sistema funciona igual en todos lados , lo cual a veces ocasiona que el franquiciado se vea cautivo del aprovisionamiento (normalmente cuando las ventas van mal) e incluso que se cuestione los precios y márgenes de transferencia de la materia prima. Habrá quién tenga razón y quién no, hay que ver cada caso pero no olvidemos que franquicia es “dar servicio (marca, formación y know-how) a cambio de royalties” y que el aprovisionamiento no es nada más que otro negocio al que por circunstancias del sistema algunos franquiciadores se ven abocados, lo cual no hace ni ladrones a unos, ni tontos a los otros.

Es simplemente que la guerra no esta en los costes…está en las ventas y cuando las ventas bajan, claro, se pueden recortar los costes, pero ese no es el negocio.

¿Apoyará el Gobierno a la Franquicia alguna vez?

17 feb, 2010

Por Josan García

Algunos datos negativos de economía están ennegreciendo las nubes del “emprendedurismo” en las últimas fechas. La cosa hace que los que hablaban de “brotes verdes” estén escondidos debajo de alguna piedra con la cara bien roja.

Hoy mismo publicaba la Vanguardia que las PYMES españolas son las que menos crédito están recibiendo de toda la Unión Europea, concretamente el dato mostraba como el 25% de las pymes que solicitaron un crédito en España vio su solicitud rechazada por el banco, mientras que otro 28% sólo consiguió un importe inferior al que necesitaba. El lunes leo como el Blog de Marc Vidal se hacía eco de algunos datos sombríos publicados por el INE, el sector servicios no deja de caer (casi 18 % el último año) y en el sector industrial en los últimos 24 meses las ventas han caído el 39 % .

A pesar de este panorama, veo cada día como los franquiciadores que conozco luchan, buscan alianzas y combinan estrategias nuevas para intentar mejorar o subsistir. Incluso veo y hablo con gente salida del sistema por la propia crisis, empezar nuevos proyectos con ilusión, ganas e ideas nuevas, por supuesto sin ninguna ayuda.

Sin embargo esa no puede ser la norma. No podemos luchar contra marea “sin ayuda” en los dos años y medio largos que ya dura esto.

La Franquicia representa muchos miles de empleos ( directa e indirectamente casi el 8 % de la población activa) y en volumen de negocio casi el 5 % del PIB, y los más importante, son negocios productivos, no se trata de la automoción o determinadas industrias ineficaces y poco o nada rentables que sólo pueden subsistir a base de subvenciones estatales concedidas simplemente por representar una cantidad menor a la que el Estado debería pagar en subsidios de desempleo y pérdida de cuotas a la Seguridad Social. El sistema de franquicia genera empleos con baja inversión al alcance de muchos, y a la vez nutre economías de escala de grandes empresas. Es completo y deseable para la economía del país.

Eso debiera ser suficiente como para que el sistema dejase oír su voz, porque somos una parte de la solución del problema de generación de riqueza que genera el país, seguimos aperturando, menos que antes, cierto, pero se venden franquicias,¿que otro sector puede presumir de aperturas y de empresas nuevas?. Somos un sistema al que no amedrenta la “bestial” bajada de ventas y de consumo de estos dos años.

El sistema de Franquicia se debe dejar oír. ¿Quién debe hacerlo? Doctores tiene la Iglesia, no es mi misión señalar a nadie. Pero quién tenga la responsabilidad institucional de hacerlo que lo haga ya!!! Si una parte de la economía española merece ayuda porque puede ayudar, esa es la Franquicia. Que se oiga la voz “Franquicia” en el gobierno ya, que se legisle, que se apoye, que se invierta, en definitiva que nos den lo que dan a otros que no lo merecen. la Franquicia si.

Queremos programas especiales de ayuda para Franquiciadores del Gobierno…y de los bancos!!!
aunque para eso nosotros también tenemos que hacer nuestros deberes, pero de eso hablo el próximo día.
FCFXNZV8T7HP

Franquiciado y previsiones financieras de la unidad (II)

10 feb, 2010

Por Josan García

Muchos candidatos, en la ilusión de su proceso de entrada olvidan hacer algunos números, no ya los números que hablábamos en el primer post de esta serie, sino de los números que hay que hacer después de la linea del beneficio de la unidad, cuando hay que empezar a devolver lo que se pidió como prestado para invertir en el negocio.La falta de esta previsión con frecuencia genera un problema “raro” y es que la unidad franquiciada da beneficio y funciona correctamente conforme a lo “previsto” y sin embargo la tesorería “mata” de forma sangrante al franquiciado que a pesar de recibir un beneficio mensual de la unidad, éste no es suficiente para atender a todos los pagos de inversión de los primeros tiempos tomados a préstamo con lo que el franquiciado percibe que lo que compró “no va bien”.

El problema es más común de lo que parece, y genera el “mal rollo” habitual de “cuando no llega el dinero”. (me vendiste una cosa que no chuta, me engañaste, esto no sirve, etc…)

Lo cierto es que aunque el franquiciador no tiene ninguna responsabilidad en el nivel de apalancamiento financiero que decide tomar el franquiciado para el lanzamiento de la unidad, la verdad es que, que éste se equivoque en este punto es normal, al final en la mayoría de los casos se trata de “emprendedores novatos” que no saben ni de EBIDTAS, ni de amortizaciones, ni de “cash flows” por lo que tal vez preveyendo este problema habría que informar en el proceso de venta sobre cuál es el porcentaje máximo que se cree seguro de financiación externa y cual es el capital propio mínimo que se debe tener para empezar la aventura. (cosa que hacen pocos)

A mi el consejo me parece casi obligatorio porque el franquiciador vende un modelo de éxito (no una garantía de éxito) y éste se sustenta en una cuenta de explotación tipo que aguanta la financiación que aguanta y hay que avisar de qué limite aguanta habitualmente, (porque al final depende de la casilla de ventas que es mágica, nadie la sabe). No hacerlo como decía al principio puede llevar al absurdo de que la unidad funcione pero no sea suficiente como para asegurar la subsistencia del negocio del franquiciado.

Como casi todo lo preventivo, la solución previa es fácil y barata y en cambio es muy caro dejar que el problema exista,…. aunque el problema no sea del franquiciador, qué es quién lo puede resolver 😉

Cómo al final la obligación del franquiciador es dar servicio, pues hombre!!! demoslo completo que no cuesta nada, es sólo cuestión de informar sobre lo que ya sabemos, que al final… es lo que se vende en la franquicia.