Por Eduardo Tormo

Suscribo totalmente la afirmación que expresa Josan García en su blog y que a continuación reproduzco: “La relación franquiciador/franquiciado es la gran olvidada en el sistema de franquicia español, su olvido no viene ni siquiera de la ignorancia de cómo tratarla, viene del desconocimiento absoluto de su existencia como parte esencial del sistema”.

Siguiendo el camino iniciado por Josan, es momento de empezar a considerar de forma seria, por parte de todos, las implicaciones franquiciador/franquiciado que son mucho más que una relación la cual es evidente que ya existe y así se da a entender en su enunciado. Su aplicación conlleva una mentalidad de conjunto en la que no sólo es necesario un enfoque estratégico, sino también la implicación de la dirección. El verdadero éxito de una red de franquicia no es otro que la suma de la rentabilidad de cada una de sus unidades.

Es momento de que no sólo seamos unos pocos los que insistimos en este aspecto, sino de que todos conjuntamente transmitamos este mensaje y pongamos los medios para ello. Desde nuestra empresa venimos expresando desde hace tiempo una frase que se ha hecho habitual “el verdadero reto de una red de franquicias es dar el paso de ser una empresa comercial de éxito a ser una verdadera organización empresarial desde los inicios”. Esto es lo que cada franquiciado espera de nosotros y si nos organizamos adecuadamente es altamente rentable.

Seguiremos.