Franquicia y previsiones financieras de la unidad (I)

26 ene, 2010

Por Josan García

En Expansión de franquicia uno de los aspectos que más suele preocupar al potencial franquiciado es el nivel de inversión que requiere la afiliación y el lanzamiento de una unidad de franquicia. Lo cierto es que ese es un parámetro sobre el que se suele informar mal, porque siempre hay alguna cosa que queda fuera de lo que debería ser ese presupuesto. La típica es el fondo de maniobra negativo hasta que se llega al punto muerto de ventas de la unidad. Es decir, aquel dinero que deberá tener a su disposición el franquiciado hasta que las ventas no cubran los gastos de explotación inicial, cosa a la que “de normal” ya se suele tardar un “tiempito” pero que en los tiempos que corren para el consumo se pasa a “un tiempito más”.
No se trata de una cuestión banal, porque afecta a la capacidad de disposición y tesorería del franquiciado, ya de por si al inicio novato y expectante de que se cumplan todas las expectativas que se le crearon en el proceso de venta. Cuando el dinero no llega siempre surgen los problemas, porque en ese momento de angustia se proyectan todos los “miedos” existentes en el proceso de decisión de comprar la franquicia, y el resultado que se produce es perverso porque la unidad que sencillamente esta funcionando como debe funcionar y como era previsible que lo hiciera, se percibe como un negocio que no va y que se vendió con engaño…cuando lo único que hacia falta para evitar ese problema era ser muy claro respecto a la inversión inicial ( incluyendo el fondo de maniobra previsiblemente necesario los primeros meses y explicándolo bien).
La solución por sencilla se complica, porque la mayoría de los directores de expansión piensan que esa explicación previa es innecesaria por poco comercial, asumiendo que el candidato puede preveer esas cosas, cuando lo cierto es que pocos por formación pueden, de hecho la gran mayoría como dicen las estadísticas es la primera vez en su vida que van a tener un negocio y por ello necesitan que les expliquen “TODO” lo que puede pasar.La semilla de todo conflicto en franquicia se halla en el proceso de expansión. Hoy en día cuidar la información financiera y darla de forma transparente, explicativa y honesta preveyendo la totalidad de la inversión( fondo de maniobra incluido) es claramente una ventaja competitiva, que el candidato valora porque le quita incertidumbres y le permite decidir bien, que al final es lo que todo franquiciador quiere, buenos franquiciados que sepan a donde van y por lo que tienen que luchar.

La franquicia en 2010: seguimos adelante

21 ene, 2010

Hoy hemos presentado el Informe de Situación de la Franquicia en España (podéis descargarlo en PDF aquí) referente al cierre del ejercicio 2009 donde se adelantan las principales tendencias para este ejercicio 2010. Los datos son los que son, y en el contexto actual es evidente que no son los mejores. En términos generales, y por no entrar en detalles concretos, se refleja un descenso importante en el número de unidades operativas provocado por cerca de 8.000 cierres que influyen negativamente en los datos finales que afectan a la facturación, inversión y empleo.

Pero lo más importante y significativo, y donde debemos prestar atención, no es tanto a los datos generales que son consecuencia de múltiples factores donde inciden diversas causas que sería extenso enumerar en este espacio, como sí a la parte positiva que debemos extraer de los mismos y que muestra el lado más vital de la franquicia.

Esta vitalidad se muestra en dos frentes: el primero de ellos es la creación a lo largo de este ejercicio de 124 nuevas redes de franquicia al igual que en los mejores momentos de este sistema. En ningún caso ha decrecido la incorporación de las mismas y todo apunta a que su número se incrementara todavía más en 2010. Es más, estamos en un proceso donde muchos de los líderes de hoy no lo serán mañana. Los nuevos operadores que están iniciándose en el mercado lo hacen en muchas ocasiones con un nuevo enfoque, con la ordenación y planificación adecuada y, en consecuencia, consiguen transmitir desde los inicios empresas innovadoras y sólidas al emprendedor e inversor en un entorno de menor concurrencia que en el pasado, pese al número creciente de empresas presentes. La oportunidad que se está brindando en estos momentos a muchas empresas es mucho mayor de lo que puede parecer.

El segundo aspecto que debemos observar es la creación en 2009 de cerca de 4,000 nuevas unidades incorporadas al sistema. Con independencia de que el número de cierres haya sido superior en este periodo no debemos dejar de apreciar en momentos complicados como los vividos la creación de un alto número de nuevas unidades. Y lo que es todavía más importante: este número hubiera sido muy superior si no se hubiera visto afectado por el sistema financiero.

La franquicia pese a que este año ha cerrado con números negativos presenta un balance de vitalidad, de emprendimiento y de que estan pasando cosas positivas en la misma. Estoy convencido y lo he mencionado en repetidas ocasiones de que el sistema en su conjunto se anticipará a la economía.

En cualquier caso, y volviendo al inicio, aunque los datos de este ejercicio son los que son, la vitalidad de este sistema es lo que prevalece y seguirá manteniéndose en el futuro.

Descargar en PDF el Informe de Situación de la Franquicia en España

Los ingredientes del éxito

13 ene, 2010

por Raúl Alonso

Me invitan desde GoFranquicia.com a que abra mi propio espacio blog. Aunque llevo unas semanas haciéndome el remolón ha hecho mella en mi alma de periodista el cebo que me ofrecen cual manzana envenenada: poder escribir sobre el sector sin la rigidez que los cánones profesionales de la prensa tradicional deben mandar en una revista como Franquicias Hoy, espinoso tema sobre el que prometo hablar en un futuro.

No sería honesto omitir que también me inquieta saber qué puedo aportar a la cada vez más concurrida blogosfera sobre franquicia. Tengo claro que se me anticiparon notables pioneros –algunos con más fortuna que otros– pero antes de sumergirme en la que sin duda preveía como dolorosa reflexión, decidí hacer pase torero y ofrecer el miura a los internautas que a bien tengan detenerse en estos textos. Así que queda dicho: se agradecería mucho cualquier sugerencia sobre lo que se espera que pueda aportar en este espacio profesional un humilde periodista del sector de la franquicia. (Por si alguno cae en la tentación de mandar su comentario, advierto que serán mucho mejor recibidos los constructivos, ya que es desde esa perspectiva desde donde espero poder escribir).

Podría acabar aquí mi primer post pero, como no quiero que mis amigos de GoFranquicia.com piensen que sigo deshojando la margarita, quisiera compartir un pensamiento que me acompañaba hace unos días en el viaje de vuelta de una interesante visita a la central de La Tagliatella en Lleida.

A la chita callando, este grupo ya tiene 90 locales de sus diferentes marcas de restauración italiana pero lo que me rondaba la cabeza es que hubieran abierto 12 ‘tagliatellas’ en el pasado año, aún mnas cuando su concepto cuenta con una nada modesta inversión de 737.000 euros. Hasta donde conozco, en los 12 últimos meses su competencia apenas ha dado señales de actividad expansiva, y en algunos de los casos hablamos de los principales grupos de restauración organizada de este país.

“La comida italiana es un valor seguro para el español medio”. “Los locales de La Tagliatella cuentan con una cuidada decoración y excelente relación calidad/precio”. “Las cadenas más grandes han centrado su gestión en mantener el negocio de sus redes más que en el crecimiento”… Pero ninguna de las respuestas terminaba por convencerme, máxime cuando sus responsables aseguran que este año esperan repetir cifra de inauguraciones.

El traqueteo del AVE y el manto blanco que cubría Aragón invitaban a echar una cabezadita mientras me venían a la mente imágenes y comentarios de cuatro de los ejecutivos de la firma hablando de SU proyecto. Al final siempre hay que recurrir al catón de la franquicia (y de cualquier negocio): el saber hacer diferencial, sistematizable y reproducible, y los menos tangibles, ilusión y capacidad de trabajo, son imbatibles.

Debo confesarles que a la mañana siguiente los estragos de este inclemente invierno me mantuvieron con fiebre en la cama.